• Česky
  • English
  • Deutsch
  • Polski
  • Español
  • русский
Noticias

10. 02. 2015 VST está ensayando en FSA GmbH

VST ha probado sistema de supresión de explosión con éxito en varias ocasiones . estos ensayos no sólo han ampliado posibilidades de aplicación de los sistemas de protección, sino que también abre la puerta  a nuevos desarrollos.

Una explosión en un proceso industrial

Una explosión es una combustión rápida que se caracteriza por un aumento rápido de la temperatura y de la presión(reacción exotérmica de oxidación). Una explosión puede ocurrir cuando una atmósfera explosiva se encuentra con una fuente de ignición efectiva.

 

¿Por qué es necesario tener en cuenta una explosión?

A pesar de que las explosiones no ocurren diariamente, las consecuencias de una posible explosión pueden ser catastróficas. De ocurrir los daños sobre las instalaciones y edificios son muy considerables y como resultado de esta destrucción, pueden resultar heridos o incluso muertos los trabajadores que se encuentren cerca en el momento del siniestro.

 

¿Se ven sus operaciones amenazadas por este riesgo ?

El riesgo de una explosión se extiende a todos los sectores industriales. Está presente en el transporte , almacenamiento, tratamiento y/o la manipulación de polvo o sustancias con una fracción significativa de polvo, cuando se crea nubes de polvo combustible (ATEX).
Entre los polvos que pueden crear nubes explosivas tienes distintos colores marrón de la biomasa, negro carbón , lignito , amarillo del azufre, blancos de resinas, anaranjado de los cereales y sus productos, brillante del azúcar, blanco de la leche en polvo , harina de hueso y carne , mezclas de alimentación , plásticos , productos farmacéuticos, toner, lacas en polvo , pinturas en polvo , polvos metálicos (aluminio, magnesio , titanio, zinc y sus aleaciones) , etc…
Una nube explosiva es una sustancia combustible mezclada con el aire. Hay que considerar incluso si la instalación no contiene aire, por ejemplo, productos de combustión , debemos conocer la concentración límite de oxígeno a las condiciones de funcionamiento (por ejemplo, la temperatura, presencia gases inflamables, etc…).
Si una fuente de ignición está presente simultáneamente a la atmósfera explosiva en una instalación, es entonces cuando se produce la ignición. Las fuentes de ignición más frecuentes dentro de una instalación son chispas de origen mecánico, superficies calientes, llamas o de partículas incandescentes, descargas electrostáticas y/o equipos eléctricos. Es difícil o imposible de eliminar estas fuentes de ignición, por ello es aconsejable tomar medias de protección contra explosiones.

 

¿Qué operaciones típicas poseen un riesgo de explosión de polvo ?

 

Las operaciones típicas con el riesgo de explosión de polvo están las plantas de secado, plantas de generación de energía, refinerías de azúcar , fábricas de alimentación, silos de almacenamiento, fábricas de plástico , plantas de fabricación de muebles , talleres de pintura de polvo y todas aquellas con operaciones de molienda y trituración de materiales, la aspiración o la separación de polvo, de almacenamiento de polvo o sustancias con contenido de polvo, el transporte mecánico y neumático, secado, mezclado , etc… En general el riesgo existe en están plantas en ciertas partes del proceso y en ciertas operaciones del mismo, por ello es conveniente el análisis de este riesgo y la toma de medias de protección contra explosiones.

 

 

¿Cuáles son los dispositivos típicos con riesgo de explosión de polvo ?

Los dispositivos típicos con riesgo de explosión de polvo son molinos y sus tolvas, trituradoras, filtros de mangas y cartuchos, cribas, elevadores de cangilones, dispositivos de transporte neumático, tolvas y silos , colectores de polvo , secadoras y atomizadores, lechos fluidificados, etc….

 

 

¿Cómo es posible minimizar el riesgo de una explosión de polvo?

Debemos proteger las consecuencias dañinas de una explosión porque la prevención puede fallar. El objetivo de la protección debe ser minimizar los daños hasta  de una eventual explosión a un nivel aceptable. Los dispositivos utilizados para este propósito son llamados sistemas de protección.